Alerta Falsa Bandera: quieren endilgarnos otro fraude ‘yihadista’ en España

leccion false flag

El timo del yihadismo en Europa  tiene ya un largo recorrido que se ha materializado en dos notorios y conocidos  atentados sangrientos: Madrid, 11 de marzo de 2004 y Londres, el 7 de julio de 2005, ambos unidos a infinidad de “redadas” contra supuestas células terroristas islámicas, tanto en España como en el resto de Europa. Operativos contra supuestas “redes” islámicas que resultaron ser un completo y fraudulento fiasco en la mayoría de las ocasiones, por no decir en todas. Chivos expiatorios, simples musulmanes y confidentes policiales o de los servicios secretos han conformado estas peligrosísimas “células” de la Yihad, que han sido utilizadas como coartada de las criminales falsas banderas ejecutadas por la OTAN, la CIA y el Mossad. Porque Alqaeda, el ISIS y las diferentes ramificaciones terroristas del islamismo radical, patrocinadas por la inteligencia de Occidente, donde verdaderamente actúan es sobre el terreno de países a los que la OTAN, Israel y EEUU interesa desestabilizar para conseguir sus objetivos geoestratégicos (Irak, Siria, Africa Occidental..), por lo que esos “mujaidines” es altamente improbable que hayan actuado en Europa, salvo para servir de pantalla terrorista con un puñado de imanes o moros de ocasión (por lo común, al servicio del espionaje occidental) a los que han engañado o sobornado. El 11-m o la Operación Nova en España han sido dos ejemplos de una chapucera patraña “islámica”.

El fenómeno del “yihadismo” violento es un proyecto que no admite dudas en cuanto que ha sido gestado por el lobby sionista del Pentágono, en las cloacas de la CIA y también en las del Mossad (en Palestina, con Hamás, Israel tiene buena experiencia en ello) como parte de la estrategia de criminalización en contra del Islam surgida en los primeros años noventa. Antes, el Gladio europeo de la OTAN, se había apuntado sus respectivas masacres durante las dos décadas anteriores como parte de la estrategia de “aniquilación” del comunismo en Europa Occidental. Una demonización, la “islámica”, que ha sido puesta en práctica con crímenes brutales realizados en contra de indefensos ciudadanos, masacres que han sido atribuidas casi siempre al maléfico Islam. Sistematizadamente, al mismo tiempo, se ha producido otra satanización no menos decisiva: la de la propaganda judía en el cine (Hollywood), quien suele resaltar, deliberadamente, un perfil psicópata, vengativo, fanático y sediento de sangre de los musulmanes, mientras que los medios audiovisuales y escritos, controlados también por el lobby sionista, recurren (además de lo anterior) a la caricaturización de los elementos propios de la idiosincrasia musulmana (vestimenta, mezquitas, etc.).

Así que tenemos, de nuevo, conformado otro globo-sonda sobre un supuesto, sospechoso y, esta vez, predecible “atentado yihadista indiscriminado”. Lo han dicho en Europolla policía de Europa. España, dicen los europolicías, debe andarse con ojo porque es objetivo de una “posible” (otra más) acción terrorista del islamismo radical. El motivo para la alarma es que se va a jugar un Mundial de baloncesto en este país a final de mes, donde una de las selecciones, EEUU, participará en Bilbao, la excusa perfecta para intentar un atentado con marca del Islam. Así que los “expertos” en falsas banderas, digo en atentados terroristas (que viene a ser lo mismo) han puesto sobre aviso inclusive a la policía autonómica vasca para que busque algún pringado marroquí o argelino por el Botxo al que encasquetar una “matanza a la carta”.

La verdad es que esta vez han tenido la delicadeza de “avisar” y todo. Cuánta generosidad y deferencia, oye. Ya podían haber hecho lo mismo en el 11-m ¿no? Nos hubiéramos ahorrado 200 muertos…Pero allí es que no estuvieron nada, pero nada “espabilados” (al igual que en el 11-s y 7-j) y eso que España estaba, en los días previos al atentado del 11-m, controladísima bajo los ejercicios militares antiterroristas CMX04 de la OTAN (un simulacro donde se iban a producir “200 muertos”…vaya por dios) y había policías como setas en todos los lugares considerados sensibles (incluidas estaciones de tren). de cara a las elecciones generales. Y no fueron capaces de detectar las pesadas mochilas de Jamal Zougam y compañía. Claro, como que a este último el CNI y la policía ya le habían tendido de antemano una encerrona y las mochilas-bomba eran en realidad explosivos militares C4 que fueron colocados debajo de los trenes en la noche anterior a los atentados. Por eso los vagones fueron enviados con celeridad a la chatarra, para triturarlos y destruir las pruebas del delito con la complicidad de los jueces españoles. Un verdadero asco.

false-flag-operation-pakistan-Fiaisal-Shezad

Toda esta miserable engañifa de las nuevas “amenazas islámicas” ya se había estado preparando hace unos meses, en declaraciones de los responsables del Ministerio del Interior español donde advertían de que existía un “peligro yihadista permanente” en España…Ahora viene Europol, recogiendo el “testigo” con una futurible falsa bandera en la mano. ¿Qué pretenden con toda esta basura? ¿Qué motivaciones reales se esconderían para otra supuesta y ejecutable falsa bandera islamista? El hecho de que hayan advertido de la presencia de un supuesto ataque en territorio español ¿no se trataría más de un amago de “false-flag” que de un acto propiamente ejecutable con el fin de seguir inoculando el terror y control sobre la población además de justificar las invasiones imperiales sobre países donde Occidente ha implantado el terrorismo?

Lo peor de todo esto es el aspecto tragicómico del comunicado de Europol. Fíjense que hasta detallan en qué consistiría el atentado de falsa bandera. Una de dos, o piensan que el ciudadano medio es un completo retrasado mental o es que esos policías son unos completos idiotas al poner al dejar en evidencia el operativo. Lean, que no tiene desperdicio: Los investigadores tienen la sospecha de que un individuo podría perpetrar un atentado de manera solitaria y que intentaría asaltar a cualquier agente policial o del Ejército para apropiarse de alguna de sus armas de fuego, con la que posteriormente dispararía de forma indiscriminada a quienes se encontrasen en el lugar. ¿No es para mear y no echar gota? Pero vamos a ver…si esa policía tiene todas las certezas encima de la mesa acerca de un “individuo” solitario y saben que va a perpetrar el crimen…¿cómo es que no están haciendo nada para detenerlo?. Porque hasta detallan casi minuciosamente la forma en que el terrorista se haría con las armas y los objetivos que señalaría. Que pasa..¿es que entonces los “europolis” tienen a “alguien” contratado para que ejecute el crimen? Las falsas banderas ya no son lo que eran…no. Me parece un teatro tan chusco como escasamente digerible.

Lo que sí sabemos son dos cosas: si el atentado se lleva finalmente a cabo, con este pre-aviso policial, sería para empalar a todos los cuerpos policiales españoles por incompetencia manifiesta ¿Ya se agotaron las pantomimas a la hora de realizar “operaciones antiterroristas en los días previos a las “false-flag” y tienen que retratar al detalle cómo se produciría?. Huele a cortina de humo espeso…Y, por otra parte, ese atentado de incuestionable falsa bandera supondría (o eso creerían los autores intelectuales) un espaldarazo de la opinión pública hacia el conglomerado EEUU-OTAN en su lucha contra el “yihadismo” en Oriente Medio, así como para avalar de alguna forma la política de tierra quemada de Israel en Gaza. Esto último sería harto difícil de creer, por no decir imposible, dado el descrédito global que ya tiene el régimen genocida de Tel-Aviv a sus espaldas.

Llevamos un año calentito con los miserables ejecutando fechorías por el Mundo. Y todavía no ha terminado el festival de payasadas sangrientas. Ojo avizor.

Ébola: ¿amenaza real u otro montaje mediático de EEUU y la OMS?

ebola-mali-three-victims.si_

Nuevamente, tenemos otra “pandemia” en cartera. Lo ha dicho la OMS (Organización Mundial de la Salud), ese organismo corrupto de la corrupta ONU, especialista en propagar histeria por el mundo y de ser el guardián de los intereses de la farmafia, quien se acuerda de lo mal que lo pasan los “africanitos” cuando son diezmados por la aparición de virus potencialmente letales. Todo apunta a que la actual “crisis del Ébola” responde a los mismos intereses que la catalogada hace unos años como pandemia de la gripe A. Se está utilizando el terror psicológico sobre la población como arma arrojadiza, después de habernos manipulado (o, más bien, de haberlo intentado) con los acontecimientos de Ucrania (incluido el avión malasio derribado por la dictadura chocolatera) y la masacre de Gaza. Y aunque son sucesos diferentes, van (de una u otra manera) en la misma línea sucesoria.

Los casos más sonados por contagio del Ébola no son los hasta ahora más de mil muertos que llevan contabilizados en Africa, puesto que esa es, al fin y al cabo, una estadística “aséptica” que no interesa a nadie,  sino un exiguo grupo de occidentales blancos que trabajaban como misioneros de Dios en la zona de riesgo. El español que falleció, como estaba lamentablemente cantado, se llamaba Miguel Pajares, sacerdote de la Orden religiosa San Juan de Dios, mientras que los otros son norteamericanos y siguen vivos (de momento): Kent Brantly y Nancy Writebol, dicen que cooperantes humanitarios, pero más exactamente miembros de una agrupación-secta de carácter cristiano-evangélica ultraconservadora llamada Samaritan’s Purse, fundada por un telepredicador millonario (qué raro ¿eh?) llamado Billy Graham (cuyo patrimonio neto se sitúa en los 25 millones de dólares), ya jubilado de su puesto de CEO (Director ejecutivo) en la organización que actualmente dirige su hijo Franklyn. Curiosamente, todos los misioneros afectados pertenecían (y pertenecen) a organizaciones religiosas que disfrutan de una saneada y millonaria cuenta corriente. En el caso español, la Orden de San Juan de Dios, se sabe que tiene inversiones en SICAV (un mecanismo de ingeniería financiera para eludir el pago de impuestos), por valor de 12 millones de euros, y en otros activos financieros por un montante cercano a los dos millones de euros. Es cierto, nadie les ha pedido a esas instituciones que sean pobres….pero sí que prediquen con el ejemplo y que, en el caso de la Orden española, no chupe del bote del Estado puesto que yo también me haría con una SICAV de esas si recibiera cuchipandas estatales de los Presupuestos españoles. Las ONG’s e instituciones católicas son las más desvergonzadas para estos fines inmorales. Lo otro, ya se sabe, es la fachada humanitaria para lavar la imagen católica en el altar de los pecados materiales.

Ambos misioneros americanos, Brantly y Writebol, han corrido mejor suerte (hasta ahora) que el cura español. Dicen que gracias a un cóctel de fármacos llamado ZMapp que no tuvo el efecto deseado para con el sacerdote Pajares y que, sorprendentemente, dicen, que había funcionado con monos…quien sabe si de feria. Sí, sí, con monos exclusivamente, pero no en humanos. ¿Y por qué en el primer ensayo ha funcionado, supuestamente, con los dos misioneros norteamericanos? Habrá quien diga que la urgencia lo requería, pero también es harto sospechoso” que ese suero administrado a los evangélicos proceda de una empresa vinculada con el Departamento de Defensa de EEUU y haya aparecido de la noche a la mañana, de forma y manera “milagrosa”, cuando el Ébola estaba azotando a la población africana desde hacía bastante tiempo. A EEUU, de Africa, sólo le interesa apoderarse de sus recursos naturales, financiar el terrorismo “yihadista” y apalancarse militarmente para vetar el fisgoneo de otros países en su nuevo y floreciente “Eldorado” africano. Aunque nos dicen que el tal ZMapp “milagroso” ha llegado a Liberia para tratar, claro está, a otros dos yankees infectados y, de paso, aunque lo dudo mucho, al resto de la población liberiana afectada. Eso, si es que consigue hacer “algo”, que está por ver, de un producto sacado sorpresivamente de la chistera del Pentágono.

bill-gates-vaccine-kids1

Pero lo que verdaderamente es una pandemia y no esta orquestada payasada de la OMS es la lacerante y permanente miseria del continente africano, sumido entre el caos tribal, las guerras de la CIA, los dictadores amigos de EEUU y la generación de enfermedades endémicas como causa-efecto de todo lo anterior. La contrapartida de Occidente con África ha sido el enviar allí a sus multinacionales de la caridad cristiana, a su misioneros, para evangelizar a gente analfabeta cuyo único recurso que le queda es que alguien le contamine mentalmente con mitos religiosos a cambio de alimentos. Dirán que se trata de una “labor social” y menos da una pulga de un león. Pero detrás de esa acción caritativa y abnegada vocación cristiana-evangelizadora de la Iglesia se esconde la perpetuación de la pobreza, la desmovilización y des-concienciación social y un ideario que ha sido fatídico y criminal a la hora de fomentar la natalidad indiscriminada en el llamado Tercer MundoTodo porque la llegada de una vida nueva al mundo supone “una bendición de Dios”. Una plaga, ésta última, los nacimientos incontrolados, decisiva a la hora de generar “ébolas”, pobreza eterna, luchas tribales y la permanencia “sine die” de dictadores africanos (muy amigos de EEUU, por otra parte). 

Un ejemplo paradigmático de la nefasta influencia y prácticas delictivas del “misionerismo” fue el de la “beatificada” Madre Teresa de Calcuta, una chalada que tenía como amistades personajes tan siniestros como el presidente norteamericano Ronald Reagan o dictadores bananeros como el sanguinario haitiano “Papá Doc” Duvalier. Hubo constancia de que la Madre Teresa no administraba analgésicos a sus enfermos porque aseguraba que “el mundo ganaba con el sufrimiento de los pobres” aunque, curiosamente, ella iba a hospitales  de EEUU a tratarse de sus achaques. Las “misiones” de la Madre Teresa eran descritas como “casas de la muerte” por los médicos que las visitaron y trabajaron en ellas en la ciudad de Calcuta.

Se ha generado polémica con la costosa y, según muchos, inútil repatriación a España del cura Pajares. Opinan que no debiera haberse llevado a cabo, aunque las razones humanitarias siempre deberían estar por encima de cualquier otra consideración. Pero también, es cierto, que todos sabían desde el principio (por razón de edad, antecedentes previos cardíacos, cuadro clínico y evolución de la enfermedad), que el misionero Pajares tenía los días contados, a pesar de la pócima del ZMapp que no resultó ser “milagrosa” ni “mágica” en el español y sí, al parecer, en los americanos. Si hablamos de un virus extremadamente contagioso…¿había certezas al cien por cien de que no se iba a propagar con la llegada del misionero español, a pesar de venir el sacerdote encapsulado? ¿O es que realmente no traía consigo el virus y se montó una parafernalia peliculera de ciencia-ficción que era de traca? Algunas fotografías mostraban al conductor de alguna ambulancia embutido con el “traje espacial” mientras que el copiloto viajaba sin ni siquiera una mascarilla. ¿Esto no es una tomadura de pelo? En cuanto a que los otros “misioneros” norteamericanos estén estables, puede deberse a que se hayan contagiado con otra cepa del virus menos agresiva e incluso que ni siquiera hayan contraído el Ebola y sí otro tipo de enfermedad. Porque creer, lo que se dice creer, uno cree ya lo justo.

ebola tabloids

El miedo ha sido, de nuevo, el escenario escogido por USA-OMS para propagarlo más letalmente, si cabe, que el propio virus del Ébola…o lo que sea, muy en consonancia con un año pródigo en golferías terroristas de Occidente (y las que quedan). Los antecedentes del pufo que nos endilgaron hace años con la gripe A, donde la empresa farmafiacéutica del asesino de masas Rumsfeld se forró lo inforrable y los gobiernos (entre ellos el español) tiraron millones de vacunas (y euros) al basurero más próximo, hace que la desconfianza sea total y absoluta hacia este nueva “emergencia internacional” del gendarme de la insalubridad mundial.

Quizás convendría hablar más de lo que pocos (o casi nadie) suelen hacer referencia en estos casos, como es la manipulación de los virus para convertirlos en armas biológicas factibles, algo sobre lo que han estado “trabajando” durante al menos cuatro décadas en los departamentos científicos controlados por el Pentágono. Las condiciones higiénico sanitarias en muchos países de Africa son altamente deplorables y favorecen la aparición de decenas de virus y enfermedades..…pero ya se sabe que, a veces, experimentar no cuesta nada..

Por qué Israel no quiere la paz con los palestinos. Hamás, el caballo de troya del sionismo

Gaza_MASSACRE_by_Latuff2

Desde hace unos años ha estado cobrando fuerza la idea de que Hamás es una facción radical islámica palestina creada por Israel. Incluso congresistas norteamericanos como Ron Paul lo han explicitado muy cristalinamente. Aunque no es nueva esta teoría, puesto que incluso fue denunciada por el propio Yasser Arafat, es de singular relevancia a la hora de analizar los acontecimientos que están sucediendo estos días en la martirizada franja de Gaza. Se sabe que desde la guerra de los Seis días (1967) hasta 1980, Israel jugó un papel destacado a la hora de ayudar a los Hermanos Musulmanes a establecerse en los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza. Un personaje clave del islamismo radical, el jeque Ahmed Yassin (quien luego fue asesinado con un misil del ejército judío), a la sazón líder de los Hermanos Musulmanes, fue el que eligió Israel para impulsar el debilitamiento del principal enemigo judío-sionista: la OLP de Arafat. Esto no son elucubraciones ni conjuras “anti-semíticas” sino hechos puestos en práctica que van más allá de la mera sospecha. Refrendados por personajes que se han movido en el entorno de los servicios de espionaje y por los propios interesados (palestinos e israelíes).

El ex embajador USA en Arabia Saudita, Charles Freeman, corroboró en su momento la hipótesis sobre la conexión Israel-Hamás. Dice Freeman: “Israel puso en marcha Hamas. Fue un proyecto del Shin Bet [la Agencia nacional israelí de inteligencia], quien tenía la certeza de que podían utilizar a la organización islámica como “dobladillo” de la OLP.” Otras fuentes tan poco sospechosas de simpatizar  con la causa palestina, como el New York Times, a través de uno de sus reporteros (David Shipler), recogió las declaraciones de un gobernador militar judío de Gaza (el General de Brigada Yitzhak Segev) jactándose nada menos de que Israel había financiado expresamente a los radicales islámicos. Shipler relata: Los fundamentalistas islámicos son considerados de utilidad para Israel, porque siempre han tenido conflictos con los partidarios seculares de la OLP. El Gobernador militar israelí de la Franja de Gaza, el General de Brigada Yitzhak Segev, una vez me contó que había financiado el movimiento islámico para utilizarlo como un contrapeso a la OLP y a los grupos comunistas que existen en dicha organización. “el Gobierno israelí nos otorgaba un presupuesto y el gobierno militar judío de Gaza lo distribuía entre las mezquitas”, me dijo el general.” Es decir, lisa y llanamente, el islamismo radical era el ariete que necesitaban los psicópatas de Tel-Aviv para justificar su permanente política “antiterrorista”, colonizadora y de limpieza étnica en los territorios ocupados. Los palestinos se encontraban en un callejón sin salida, con dos enemigos con el mismo objetivo común, aunque en el caso de Hamás se tratara de un “enemigo” indirecto y que, teóricamente, apoyaba la lucha contra el invasor israelí.

Remontándonos a los años ochenta, cuando los Hermanos Musulmanes ya tenían un cierto grado de penetración en Gaza y Cisjordania, éste grupo fundamentalista no apoyó la resistencia contra el ocupante israelí ya que sus objetivos estaban dirigidos, fundamentalmente, a destruir a la OLP y, sobre todo, a su ala más izquierdista (el FPLP, Frente Popular para la Liberación de Palestina). Esa era la gran baza judía para estrangular el movimiento palestino laico. En el levantamiento palestino de 1987, la famosa primera “intifada”, Arafat ya denunció que Hamas y el jeque Yassin estaban actuando coordinadamente “con el apoyo directo de las dictaduras feudales árabes reaccionarias en clara connivencia con el ocupante israelí”. Las sospechas del envenenado Arafat empezaban a tomar forma y cuerpo sobre Hamás, como un ariete terrorista y desestabilizador que actuaba en contra del movimiento de liberación palestino y a favor de los intereses de Israel. Pero es que el mismo Arafat fue el que sin ambages señaló con el dedo a Hamás como una creación directa de Israel: “Hamas es una creación de Israel. El primer ministro judío Isaac Shamir, desde un primer momento, fue quien les dio dinero y el que promovió la creación de más de 700 instituciones islámicas, entre ellas escuelas, universidades y mezquitas.”

4784f5126896f4acf879c9cfa09e55e4

En definitiva, como bien dice Sara Roy, Israel está llevando a cabo su vieja estrategia de promocionar a Hamas para debilitar a las facciones nacionalistas seculares como una forma de asegurar la desaparición definitiva de la [Autoridad Palestina], y como un esfuerzo para extinguir el nacionalismo palestino de una vez por todas“. Lo que ocurre es que los errores de cálculo del sionismo pueden tener un margen considerable, con el paso de los años, y pueden sobrevenir, inesperadamente, elementos indeseables como el que aconteció días antes del comienzo de la masacre en Gaza (dejando de lado el pufo judío de los tres colonos asesinados): el acuerdo a que llegaron la ANP (Autoridad Nacional Palestina) y Hamás para formar un sorpresivo gobierno de coalición nacional, algo que, sin duda, no pudo ser bien visto desde Israel, el “padre padrone” de Hamás a todos los efectos, y que desencadenó la falsa bandera de los tres colonos judíos “secuestrados y asesinados” de Cisjordania. Se trataba de la espoleta retardada perfecta para iniciar la agresión criminal a Gaza.

La cuestión medular, Hamás como creación del Estado de Israel, generaría otras controversias igualmente sospechosas: ¿Por qué Hamás siendo un grupo radical islámico no dispone de sofisticadas armas de guerra como las de sus coetáneos, los terroristas “sirios” de AlQaeda o los “iraquíes” del ISIS? La fuerza de Hamás reside, además de en los fusiles kalashnikov, en unos cohetes-cerbatana que lanza sobre territorio judío sin causar el más mínimo daño, tanto a nivel personal como material, además de ser fácilmente localizables y derribables, en su mayoría, por el ejército sionista. Armamento muy medido para luchar contra el enemigo “mortal” israelí. ¿Cabría la posibilidad de que miembros infiltrados de la inteligencia judía estuvieran detrás de esos “lanzamientos”?. Las operaciones “black-op”, de guerra psicológica, son muy habituales a lo largo de la historia criminal del Estado judío para las que ha utilizado, incluso, a mercenarios de origen árabe. Otra discusión interesante sería el por qué el Mossad asesinó al líder de Hamás Al-Mahouh en un hotel de Dubai en 2010. ¿Tal vez buscaba fagocitar otro levantamiento armado “artificial” en Gaza contra Israel, después de la enésima operación judía de asedio militar a ese territorio, de finales del año 2008, denominada Operación Plomo Fundido?

Sin embargo, la prensa occidental habla de los “petardos” de Hamás como si se tratasen de unos mortíferos cohetes, magnificando hasta la obscenidad y la desvergüenza su capacidad destructiva…¡a pesar de no que no han ocasionado un mísero herido judío! Forma parte de la controlada propaganda sionista en sus medios, al igual que la tan publicitada de los “escudos humanos” de Hamás, una estrategia diseñada para denigrar al pueblo palestino. Dicen que algunas contadas bajas se han producido en el ejército israelí como consecuencia de los choques armados; lógico, si se asumen este tipo de riesgos…Después de la tregua trampa de Israel, y sabiendo que la decrépita Comunidad internacional no va a mover un dedo, el Estado hebreo continuará con su ofensiva criminal contra los civiles de Gaza porque el objetivo del sionismo sigue siendo el total y absoluto aniquilamiento del pueblo palestino. Mientras tanto, la manipulada Hamás sigue bailando al compás de los genocidas “suspendiendo treguas unilateralmente”. Todo ello con aroma a siniestro montaje de Israel quien podría, perfectamente y mediante agentes infiltrados del Mossad, estar engañando e incitando a los guerreros islámicos de Hamás a seguir en la “lucha contra Israel”, al igual que lo está haciendo la CIA con las organizaciones terroristas “islamistas” que tiene diseminadas por el Mundo.

Porque ¿qué palestino, en su sano juicio, después de la devastación de su hogar y la carnicería perpetrada por los sionistas, apoyaría la continuación de una lucha desigual contra un ejército que no dudaría un solo momento en matar niños, mujeres y ancianos en Gaza? No, la inmensa mayoría de los palestinos NO son “yihadistas”, no son “fanáticos religiosos” y no se aventurarían a seguir “inmolándose” por una causa fundamentalista y suicida. Por eso, Hamás, es y será el caballo de Troya perfecto de Israel para liquidar cruentamente a los palestinos y negar su derecho a existir.

El Gobierno español acuerda una farsa con Israel para “paralizar” el envío de “armas” al régimen sionista

70914036

España, dicen los medios de intoxicación (o defecación) masiva, no enviará (en agosto) armamento con destino a los criminales sionistas. Una noticia hábilmente propagada desde el ejecutivo español para crear el deseado efecto-calmante en una opinión pública cada vez más escandalizada ante los crímenes sin fin que el gobierno genocida hebreo está perpetrando contra los palestinos en el campo de concentración de Gaza. Mucha, mucha trampa y cartón en esta enésima desvergüenza de un gobierno que se caracterizado por colaborar siempre ciegamente con un Estado homicida, el sionista, que lleva el récord de dos mil muertes civiles en poco menos de un mes y que ha alcanzado niveles de Holocausto. El teatro que ha puesto en práctica ayer el gobierno español es un insulto no ya a la inteligencia y al sentido común sino, sobre todo, a las víctimas del terror judío. Acordar una medida cautelar de “suspensión” en  agosto cuando la operación terrorista de Gaza está en su punto final (conseguidos los objetivos del sionismo de una nueva limpieza étnica) no deja de ser una cruel burla, un engañabobos tan miserable como éticamente abyecto. El gobierno español tenía conocimiento de que Israel se iba a “replegar” estos días de Gaza y justo acuerda la “suspensión” de la entrega de material militar al Estado terrorista. ¡Ja!, y encima querrán que les aplaudamos, cuando en realidad lo que habría que hacer es escupirles en su cara de cómplices sangrientos.

En primer lugar, la supuesta “paralización” en la entrega de ayuda militar de España a Israel, durante el mes de agosto, es algo así como mofarse abiertamente de la opinión pública, no ya española sino mundial. Es vergonzante, humillante, deleznable, que después de una masacre continuada de poco menos de un mes contra miles de ciudadanos palestinos indefensos (no contra el Hamás ideado por Israel, quien no tiene ninguna capacidad militar real para enfrentarse al sionismo, a pesar de las contaditas “bajas” judías) saquen desde el gobierno de la España servil una medida de impacto inmediato enfocada claramente a contener la rabia e indignación de muchos españoles con el Estado genocida judío. Una decisión patética, realizada con cálculo milimétrico, por cuanto que un mes de “congelación” en la entrega de material de guerra a los terroristas de Tel Aviv es, simplemente, un mero retraso administrativo. Esta medida dicen que será “revisable” en septiembre, lo que constituye ya de por sí una completa tomadura de pelo en la que, por descontado, las aguas volverán a un cauce del que nunca, por otra parte, han salido. Tanto si hay alguna “queja” formal judía, como si no la hay, formará parte del escenario preparado por ambos regímenes, español y sionista, para dar forma a una bochornosa mascarada.

botas de combate

En segundo lugar, he leído que “En 2013, España vendió a Israel material bélico por valor de cinco millones de euros en pistolas deportivas, vehículos todoterreno, granadas y morteros iluminantes.” Esta es la cooperación militar de chirigota que España tiene con Israel y que, supuestamente, iría en el acuerdo de suspensión de armamento a enviar al sionismo. Es decir, armas de recreo, vehículos tipo “jeep” y aparatos para iluminar el cielo. La inocentada es verdaderamente repugnante. Pero la auténtica colaboración militar (y de seguridad) de España con el Estado judío va mucho más allá de esta simple engañifa. Aquí lo explicitan claramente: Con frecuencia, por “relaciones militares y de seguridad” a menudo entendemos “exportaciones de armas españolas”. En determinadas ocasiones, esta asociación es correcta. Sin embargo, probablemente el caso israelí sea el contraejemplo más claro de la asociación anterior, dado que las exportaciones españolas–incluyendo material de Defensa, de doble uso y armas ligeras– representan un volumen económico extremadamente pequeño en comparación con el total de relaciones militares y de seguridad. De hecho, en algunos años estas exportaciones habrían supuesto menos del 1% del total.

Es decir, España e Israel tienen una relación que va más allá de la entrega de equipamiento militar convencional, escasamente representativo, del conjunto global de la cooperación en múltiples ámbitos estratégico-militares, donde verdaderamente se mueve dinero contante y sonante y los vínculos son estrechísimos en materia de seguridad (ver informe de Alejandro Pozo Marín para comprender hasta donde llegan esas relaciones mutuas).

A Israel no le va a suponer, como es de lógica aplastante, absolutamente nada esta payasada circense de la “supensión militar” orquestada de común acuerdo con España, el CNI y el Mossad. Pero es que la mentecatez oficial española pretende hacer creer a muchos que la medida tomada supone un espaldarazo moral a la misma y al propio gobierno español, probado aliado inquebrantable del sionismo y sus prácticas criminales (a nivel militar gubernamental y de servicios de espionaje -el del siniestro Mossad-).  Israel posee armamento sofisticado y de última generación procedente, en un 99 por cien, de EEUU, y aún cuando España, honestamente, acordase un embargo militar al sionismo, aquél apenas sería perceptible. Lo verdaderamente consecuente sería la ruptura de relaciones diplomáticas con Israel y el aislamiento internacional de este país, estrangulando  todo lo posible la economía del Estado judío, porque la opción militar de que alguien bombardee masivamente Tel Aviv es, ahora mismo, una quimera.

4b0d1-shujaia

La agenda militar secreta de EEUU en África: expandiendo el terrorismo y el neocolonialismo

AntiAFRICOM

                             AFRICOM, OBJETIVO: TOMAR EL CONTROL DE AFRICA

CUESTIONES PREVIAS SOBRE EL ‘ACCIDENTE’ DEL AVIÓN AIR ALGERIE 5017

Que el último “accidente” de un avión perteneciente a la compañía Air Algerie pueda haberse producido en el contexto de una campaña de terror internacional para seguir implementando el control de EEUU-Israel en el mundo puede ser un análisis correcto que nos lleva, indefectiblemente, a preguntarnos que está pasando en el continente africano, aunque sea colateralmente a esta nueva catástrofe aérea. El siniestro del avión de Air Algerie 5017, donde murieron 116 personas (seis de ellas, la tripulación completa, españolas) fue debido, según las fuentes oficiales francesas, a causas climatológicas especialmente adversas que según parece existían en ese momento en un área remota del sur de Mali, donde ocurrió la tragedia. Sólo que hay un problema: no se conoce que ese área fuese de especial riesgo para volar. Porque…¿acaso no estaba datada esa zona previamente como de “riesgo atmosférico”? 

Según las citadas fuentes oficiales, el piloto español del McDonnell Douglas, poco después de despegar del aeropuerto de Ouagadougou (Burkina Faso) habría pedido cambiar de rumbo debido a “la mala visibilidad” solicitando “volver atrás”. Lo cierto, es que incluso desde el sindicato español Sepla uno de sus representantes ha afirmado que las causas climáticas le parecen “insuficientes” para explicar el desastre aéreo (El jefe adjunto del SEPLA ve ‘muy raro’ que el avión de Swiftair se estrellase ‘únicamente’ por una tormenta) algo que, por otra parte, también, han certificado expertos franceses en aeronáutica, según he leído en una página francesa. Es particularmente difícil de creer (aunque no imposible, claro), por cuanto que miles de aviones (modernos o antiguos) cada día sortean todo tipo de inclemencias atmosféricas en el cielo.

Testimonios a pie de pista pocos y entre previsibles y poco creíbles: Louis Berthaud, un consejero francés en la región maliense de Gossi, o uno de los tantos espías que tiene Francia en aquel territorio, dice que hubo testigos (pastores) que estaban en el monte cuando, creen, que el avión fue alcanzado por un rayo (sic) y éste habría provocado la causa del accidente (los aviones, al parecer, ahora se caen por un rayo a pesar de que estén preparados para soportar el efecto de “jaula de Faraday” y de que no ha habido ningún avión siniestrado por este fenómeno meteorológico en los últimos treinta años). También dijeron que el avión estaba en llamas en el momento de la caída, algo que no aporta nada especial que no sea que el que el aparato hubiera sido impactado por un misil, que los motores se hubieran incendiado por cualquier causa o que una bomba hubiera hecho explosión a bordo. El fallo técnico siempre está ahí…y las cajas negras podrán “hablar”, en algún sentido, en un futuro, pero también podrían darles una interpretación sesgada y ocultarnos algunas cosas comprometedoras. En el vuelo 5017 viajaban al menos 33 militares franceses, tres de ellos serían altos funcionarios de inteligencia, así como un líder libanés de la organización chií armada Hezbollah que habría ido camuflado como “hombre de negocios”, aunque también habrían viajado con doble identidad algunos pasajeros más. Un motivo añadido para la sospecha.

Entre las razones para pensar en un derribo estaría el hecho de que existen grupos yihadistas que operan en la zona, tales como Al-Mourabitoun, formado en 2013 tras la unión de la brigada Mulathameen y el Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUJWA), ambas filiales de AQMI (AlQaeda en el Magreb Islámico). Algunos, pocos, autores y sites han aportado estas teorías. El sistema utilizado para derribar la aeronave sería igualmente del tipo BUK, que tanto se ha mencionado en el caso del avión MH17 de Ucrania, sólo que en este caso el armamento habría sido traído de la Libia “alqaedista” que implantó la OTAN de Francia y compañía. Se sabe que los terroristas libios que derrocaron a Gadafi poseían armamento sofisticado proporcionado por la OTAN. Aunque una bomba a bordo del aparato tampoco sería una opción a descartar.

A falta de datos más concluyentes (y los oficiales no creo que vayan a aportar mucho más) el siniestro del vuelo 5017 es sospechoso (de partida) para engrosar la lista de las falsas banderas.

EL PROYECTO CREEKSAND: EL NEOCOLONIALISMO IMPERIAL DE EEUU EN ÁFRICA

De Africa dicen que es el continente “olvidado”. Al parecer no lo es tanto para EEUU, quien está aterrizando paulatinamente desde hace unos años y no para aplacar el hambre, precisamente, de sus empobrecidas gentes, sino para apoderarse de sus recursos estratégicos (oro y uranio, sobre todo) y cerrar el paso a sus competidores más directos (países con potencial económico emergente como Rusia o China). ¿Qué estrategia ha diseñado para ello? Ejecutar operaciones clandestinas, fabricando terrorismo islámico en determinados países africanos para luego usarlo como mejor convenga, que será, o bien combatiéndolo con sus contratistas-mercenarios, o bien a través de la inteligencia militar o de la CIA.

 kissinger

El llamado Proyecto Creeksand es un conjunto de operaciones secretas que EEUU está desarrollando en varios países africanos (Mauritania, Burkina Faso, Etiopía, Djibouti, Uganda, Sudán del Sur, Kenia e incluso las islas Seychelles) mediante una red de bases aéreas ubicadas en varios puntos estratégicos, donde se utilizarían aviones de tamaño más bien pequeño, camuflados, sin armamento a bordo, pero con sofisticados equipos electrónicos de espionaje o bien para el transporte de las Fuerzas especiales de EEUU. Según el Washington Post (en adelante WP) este tipo de Fuerzas especiales están operando en varios lugares del mundo y no sólo en zonas de guerra. Un centro clave de operaciones dentro de la red de espionaje militar de EE.UU en África es el que está ubicado en Ouagadougou, la capital de Burkina Faso, uno de los países más pobres de África desde donde, por cierto, partió la aeronave Air Algerie que finalmente se estrelló en Mali a tan sólo 50 km de la frontera con Burkina Faso. ¿Qué sabe la inteligencia militar de USA, acantonada en este último país, sobre el “accidente” del avión en Mali? 

La propaganda del boletín de la CIA (el WP) sobre la presencia norteamericana en este eternamente mísero país (Burkina Faso) se justificaría en que los desarmados (sic) aviones espía de Estados Unidos tendrían la facultad de viajar a cientos kilómetros al norte de Malí, Mauritania y el Sahara, donde irían a localizar a los combatientes de la formación terrorista Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Unos tipos, los franquiciados alqaedenses, se le olvida al WP, que han sido formados previamente por agentes de la CIA para entrar en esa esquizofrénica espiral de crear monstruos terroristas para luego combatirlos, como una forma siniestra de perpetuar la presencia imperialista obamesca en el continente africano. Bajo una aparente y engañosa “transparencia informativa” el WP nos detalla, obviando lo esencial lógicamente, las operaciones clandestinas de EEUU en África. En definitiva, se trata de introducir la máxima desinformación posible con un contenido de fondo claramente militarista, algo que no es de extrañar puesto que el WP es el periódico de cabecera de los espías de Langley.

El comando del AFRICOM (la fuerza militar estadounidense para África) no se anda con rodeos: “Trabajamos codo con codo con nuestros socios africanos para que nos sea facilitado el acceso, cuando sea necesario, para llevar a cabo misiones u operaciones que apoyan y promueven nuestros objetivos comunes de seguridad”. Más claro, agua. Se trata de una nueva forma de neocolonialismo e intervencionismo militar expansionista, pero no para garantizar ningún objetivo de seguridad de EEUU, y menos en su territorio, sino para establecerse como gendarme, militar y económico, de la zona. Eso sí, en el juego maquiavélico guerrerista del imperio se sabe que la CIA suele colocar agentes sobre el terreno en aquellos lugares en los que, supuestamente, los EEUU han declarado públicamente que no va a enviar tropas terrestres.

 down_with_africom_nato_kills_for_oil

De este modo, Burkina Faso es el enclave estratégico ideal para las fuerzas militares estadounidenses, por ser un país que, a pesar de ser musulmán, no tiene tradición “yihadista”. Su ubicación a orillas del Sahel, la región del sur del Sáhara donde los hijos de la CIA, AlQaeda, están activos, es el pretexto idóneo para sus conquistas interminables y su lucha contra el “terror”. Los pajes políticos del imperio en Burkina Faso han elogiado la cooperación con el amo americano. Djibril Bassole, el ministro de Relaciones Exteriores de Burkina Faso, no duda de ello “Tenemos que luchar y proteger nuestras fronteras. Una vez que se infiltran en tu país, es muy, muy difícil sacarlos.”. La clarividencia del personaje es asombrosa, sobre todo porque, aunque se refiera a los combatientes de AlQaeda, es un cristalino retrato, a la inversa, de lo que significa la presencia de EEUU en la región, utilizando las llaves maestras del soborno, el chantaje y la usurpación de la soberanía nacional. Eso sí, el monigotillo burkinés se niega a describir qué tipo de actividades (ilícitas) realizan las fuerzas de ocupación especiales de Estados Unidos en su país.

El WP, introduciendo solapadamente una encendida defensa del injerencismo de EEUU, habla en términos elogiosos de la presencia militar norteamericana en este último país: los residentes de Ouagadougou, la capital de Burkina Faso, comentan que los militares y contratistas estadounidenses destacan, incluso, cuando van vestidos de civil (una reseña ridícula e intrascendente, de contenido supremacista), y son apreciados por la estabilidad económica que aportan a los bares y pizzerías del centro de la ciudad. (sin comentarios) 

Pero no todo se centra en la miseria neocolonizadora de Burkina Faso. La propagación imperial de Washington, conforme al Proyecto Creeksand, abarca a varios países más como, por ejemplo, Niger. Los EE.UU. firmaron el año pasado un acuerdo con ese país de África occidental que permitía incrementar la presencia militar de EEUU en esa región con la implantación de un centro de espionaje cerca de la frontera con Malí, en el que aviones no tripulados podrían monitorear a los militantes de Al-Qaeda en el norte del país maliense. A la estrategia conspiradora de los “usanos” no hace falta quitarle muchas máscaras: realizan un seguimiento militar con drones a los compañeros-“yihadistas” de fatigas de la CIA, mientras ésta organización les adoctrina e instruye en la realización de atentados terroristas.

EEUU PATROCINADOR DE LA INSURRECCIÓN TERRORISTA EN MALI

El caso del enrevesado conflicto maliense, que tuvo su génesis insurreccional en 2012 con la rebelión tuareg, principalmente, contra la Junta golpista recién constituida en Mali, tiene muchos elementos perturbadores que los medios controlados no van a poner nunca sobre la mesa. ¿Qué está sucediendo en el territorio denominado Azawad, situado al norte de Mali? Muchos creen que el drama de Azawad se explica por la destrucción de la Libia de Muammar el-Gadafi por la OTAN, quien había tenido como aliados a miles de combatientes tuaregs, por lo que éstos (una vez derribado el régimen de la Jamahiriya) retornaron a la región del Sahel (Níger y Malí). La creación del MNLA (Movimiento Nacional de Liberación del Azawad) por los tuaregs, en 2011, tuvo como objetivo establecer un Estado soberano en Azawad.

Tras una rebelión de los tuareg (tribu laica y, por tanto, no islámica) a comienzos del año 2012, sorpresivamente facciones yihadistas se hicieron con el control de la “rebelión”, crearon un Estado “islámico” con el visto bueno de determinados tuaregs y se produjo la penetración del “yihadismo” más allá del territorio del Azawad. ¿Realmente era esto lo que deseaban los tuaregs o es que ese islamismo radical estaba siendo movido por los hilos de todos conocidos para contaminar y socavar al MNLA? La consecuencia previsible fue una inmediata intervención militar internacional comandada por Francia (con EEUU en la sombra) para, supuestamente combatir las revueltas y dar, de paso, un respiro al régimen golpista de Mali. Las reservas de uranio de Mali estaban en peligro. Y donde hay recursos para el saqueo, hay invasión militar “humanitaria”.

Detrás de toda esta gran parafernalia islamo-terrorista y el impacto mediático de una intervención imperialista de Francia en Africa había un actor, viejo conocido de las tácticas y operaciones encubiertas terroristas: EEUU. La dinámica devastadora del imperio en Africa está causando verdaderos estragos. ¿Los tuaregs suponen una seria amenaza para el poder hegemónico de EEUU en Mali? Pues qué mejor que infiltrarles con terroristas de cuño “americano”, debilitarles, cercenar su credibilidad y anular, en lo posible, la influencia del MNLA. Esta es la estrategia general de los servicios de inteligencia de EEUU en Africa. Según analistas como Jerome Keenan, el terrorismo se ha incrustado en el Sahara-Sahel por obra y gracia de los EE.UU., quienes lo habrían hecho en colaboración con otro experto en dar alas al terrorismo “radical”, como es el Estado terrorista argelino.

África, neocolonizada, dividida por el terrorismo y saqueada una vez más, esta vez por el gran imperio de las barras y estrellas, no tiene solución de continuidad. 

Cómo removerse en la inmundicia sensacionalista y no morir en el intento: el ‘demonio’ pro-ruso que ‘derribó’ el vuelo MH17

basuraperrodística

           ENLACE AL PASTICHE DESVERGONZADO DE COLASETE (CLIC EN LA FOTO)

Los tabloides del régimen corrupto español suelen ofrecernos a menudo, en sus dominicales, reportajes que luchan por hacerse un hueco sensacionalista en la ya de por sí habitual, agobiante y defecante propaganda occidental, entre los más variados acontecimientos políticos que suceden a lo largo y ancho del planeta. Es un tipo de propaganda orientada a desinformar, intoxicar y a utilizar el viejo recurso del amarillismo para sodomizar políticamente a los menos preparados. En el caso de Ucrania, los correveidiles rastreros de la banda criminal OTAN y demás chivatos del espionaje occidental están esforzándose por incrementar exponencialmente las mentiras propagadas por Washington, esta vez a cuenta del derribo del avión malasio en territorio ucraniano. Es una estrategia harto fútil que recurre, una vez más, a la fabulación, a la caricaturización, a modelar arquetípicamente y a resaltar los elementos “demoníacos” del personaje o personajes objeto de estas campañas de deformación masiva, en aras de conseguir el deseado efecto intoxicador mediante un cuidadoso marketing de avanzada “guerra psicológica desinformativa”.

Este domingo le ha tocado el turno al diario-panfleto ELMUNDO (otro medio tutelado por el Pentágono) reflejar un detritus periodístico sobre la, según su corresponsal en Moscú Xavier Colás, probada autoría pro-rusa-rebelde en el atentado contra el avión del vuelo MH17. Según los delirios pro-norteamericanos de este juntaletras desinformador, el ideólogo y perpetrador del crimen aéreo responde a un “demonio” de nombre Igor Nikolaevich Bezler: el hombre que permitió que 298 pasajeros, 80 de ellos niños, volasen por los aires. Todo el artículo es un previsible e infame rosario de tendenciosidad, pruebas falsas, hechos manipulados, efectismo de brocha gorda e historias con ese sabor a guerra fría que tanto gustaba a los anticomunistas de salón del siglo pasado. Sólo que este iletrado, ignorante y pordiosero patán rusófobo, que escupe bilis de la CIA en el ex medio de Pedrojeta Ramírez, no  serviría ni para analista de cuarta en las cloacas de la OTAN.

Empieza el recital de basura del Colás con un impactante «Carguen, apunten, fuego». Igor Nikolaevich Bezler recitó la secuencia con una monotonía en la voz propia de cualquier otra rutina castrense. Para seguir, a continuación, (¡faltaría más!), haciendo un recordatorio del pasado ex soviético de Bezler, sin duda para remarcar el carácter “estalinista” y “comunista” del personaje, faltas intolerables, por supuesto, para este Colás, un refinado defensor de la Junta Golpista neonazi de Kiev. Afirmación, ésta última, que no es gratuita por cuanto el tal Colás habla del depuesto presidente ucraniano Yanukovich en términos absolutamente despectivos. Legitimando el golpe, vamos: Cuando el títere que Moscú tenía en Kiev -el presidente Victor Yanukovich- cayó tumbado por una revuelta popular. Un presidente elegido democráticamente, Yanukovich, resulta que fue el títere de Moscú derrocado por una revuelta “popular”. Se le olvida decir al escribano fantoche de El Mundo que esa “revuelta popular” fue gestada por la CIA en la embajada norteamericana de Kiev. Que la violencia terrorista desatada en Maidan, por elementos fascistas, fue organizada por EEUU y Europa. Que la consecuencia fue el deseado golpe de Estado diseñado por Washington y Bruselas.

Voy a obviar la escoria que este individuo relata sobre Crimea y vamos a tocar la ficción novelada de Colás acerca del vuelo derribado por el ejército fascista de Ucrania o alguno de sus escuadrones de la muerte (los que actúan a las órdenes del judío Kolomoisky). Ese derribo es atribuido por este “geniecillo” de las cloacas mediáticas, como no podía ser de otro modo, al “demonio” Igor Bezler y a sus hombres. Dice el enviado de El Mundo: Con sus hombres perdiendo posiciones por culpa del eficaz binomio que forman las tropas de tierra y la aviación ucraniana, Bezler vio la oportunidad de devolver el golpe cobrándose una nueva pieza militar del cielo. Fue informado de que un punto estaba parpadeando en el radar, volando a 10.000 metros. En pocos minutos un misil trepaba por el cielo despejado sobre Pervomayski, la localidad donde esa mañana sus hombres habían colocado una lanzadera de misiles Buk al que los chicos de Bezler llamaban «esta preciosidad». Todo un repertorio de desinformación trapacera, engañosa, falsa, que continúa con el bulo de unas grabaciones, manipuladas, que la Junta Golpista de Kiev publicitó al mundo y que han quedado sobradamente dejadas con el culo al aire, salvo para EEUU y sus gángsters europeos. Colasete se cree todo lo que le cuentan y por eso le gusta dar pompa a su libelo, fantaseando con el amarillismo más “in-mundo” Bezler pasó de ser una Bestia paneslava a un villano de talla mundial.

colc3a1s

     El charlatán de la CIA en Moscú, Xavier Colás

Colás retrata en su infecto pasquín, casi minuciosamente, el perfil psicológico, perverso y cruel de Bezler: De él dicen que tiene el récord de aviones del ejército ucraniano derribados y también buenas marcas a la hora de hacer prisioneros. Los desnuda, los graba en vídeos que después acaban en las redes sociales y luego los intercambia por sus hombres capturados. Si te llevas bien con el Demonio significa que tendrás al menos una oportunidad de librarte si te pillan los ucranianos. El demonio ruso devorahombres ya está listo para entrar en el Museo de los Horrores de los más abyectos criminales de la historia, junto a Hitler y Obama. Luego, llega la demonización relativa al estado psiquiátrico de Bezler y, de paso, envía recado a la inteligencia militar rusa faltando groseramente a la verdad con nuevas patrañas, tratando vanamente de resaltar el carácter “mercenario-tribal” de la resistencia antifascista: Es un producto típico, con algunas taras, de los servicios de inteligencia militar rusos. Discreto, y tal vez el más misterioso de todos los señores de la guerra que mandan en esa zona de Ucrania.

La orgía demonizadora de Colasete prosigue contra Bezler desde el “habituado al ojo por ojo” y sus aires de antaño de “sheriff” a un final digno del estercolero informativo que representa el diario al que sirve o para el que se arrastra: para él (Bezler) el separatismo está en el lado ucraniano, «porque esta tierra siempre fue rusa», repite señalando el entorno verde de Donetsk, que ahora tiene 20 kilómetros que todavía huelen a cadáver. Y todo porque este demonio vestido de camuflaje quiso rascar el cielo a ver qué caía

El separatismo o las luchas populares en el Este de Ucrania contra el fascismo de Kiev se resumen, para el cateto plumífero asalariado de ELINMUNDO, en que el “demonio quiso rascar el cielo a ver qué caía”. De verdad, cuánto despliegue de intelecto y sabiduría narrativa periodística. En el Este de Ucrania hay un “demonio” y “señores de la guerra”, pero no existe una brutal limpieza étnica, una masacre que fue preparada con asesoramiento de la inteligencia extranjera en contra de los rebeldes “rusos”. Al parecer, la matanza en la Casa de los sindicatos de Odessa fue un “desliz” de los paramilitares-mercenarios ucranianos, las armas químicas utilizadas contra la población de Donbass y Slaviansk se guardan bajo las alfombras de la OTAN, los ataques deliberados contra la población civil del Este, con armamento pesado, son una ilusión óptica.

Ruego a Putin que eche de Moscú a este siniestro personaje y lo envíe empaquetado a Kiev para, si tiene huevos, se plante ante las milicias del Este y refrende, con las armas en la mano, lo que ha vomitado en su periodicucho. Aunque me parece que no iba a servir mucho más que para limpiar el culo a la dictadura chocolatera de Kiev.

PD: Me faltaba una addenda, imperdonable….es de hace casi dos meses:

Sin título

Matanza aérea en Ucrania: desmontado el fraude criminal de EEUU y Europa contra Rusia y las milicias del Este

La línea de puntos blanca es la trayectoria del vuelo MH17. Las dos líneas continuas de color verde los diez trayectos anteriores de otros vuelos que evitaron la zona de Donetsk y Lugansk

La línea de puntos blanca es la trayectoria del vuelo MH17. Las dos líneas continuas de color verde son los diez trayectos anteriores de otros tantos vuelos que evitaron la zona de Donetsk y Lugansk

No han pasado ni cinco días desde que Occidente ha ejecutado un nuevo programa mortífero de su particular agenda del crimen internacional (una nueva falsa bandera para entendernos, esta vez en territorio ucraniano, donde las milicias rebeldes del Este combaten contra la dictadura chocolatera de USA-Europa) cuando ha sido puesta en evidencia la participación de la OTAN,  los servicios secretos de EEUU e Israel y la propia Junta Golpista de Kiev. El 17 de julio de 2014 es ya otra fecha infausta para la memoria de las falsas banderas terroristas. Un avión de Malaysia Airlines, vuelo MH17, se estrelló a sesenta kilómetros al este de Donetsk tras, supuestamente, ser alcanzado por un misíl, pereciendo los 298 ocupantes que iban a bordo. Esta vez no han tenido que pasar veinte años, como en Lockerbie, en 1988, donde, en otro atentado similar, se demostró que la banda sionista Mossad fue la ejecutora de la masacre del avión de la Pan Am, aunque la versión oficial sigue vendiendo que el régimen del ejecutado Gadafi estuvo detrás de aquél atentado..

Existen muchos puntos negros en este nuevo ataque y, para desgracia del nuevo orden imperial, todos, absolutamente todos, convergen necesariamente hacia él y su aliado genocida ucraniano. La impotencia de los golpistas de Kiev para controlar a los rebeldes del Este y el plan diseñado por la Casa Blanca para Ucrania, en el que los “pro-rusos” son un considerable “estorbo” para cercar y asfixiar a Rusia (país que forma el eje central de los BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica-, la alternativa a la hegemonía militar y económica imperialista), ha desencadenado esta nueva “operación negra” contra la vida de cientos de inocentes. Gladio, de nuevo, redivivo y más terrorista que nunca.

Una verdadera estampida de acusaciones incriminatorias e intimidatorias han caído, como era de esperar, sobre las autodefensas del Este de Ucrania y, sobre todo, contra Rusia. Los tabloides de la OTAN han propagado el más variado matonismo dialéctico contra Moscú: “Los rebeldes de Putin volaron el avión”, dicen desde la basura mediática de la Pérfida Albion, mientras que en la América de ese detritus llamado Obama son, también, previsibles y deliberadamente conspiranoicos: “Rusia está detrás del derribo del avión de Malaysia Airlines”, reza el diario del Pentágono, New York Times. Las declaraciones altisonantes políticas no se han hecho esperar: desde el inevitable fascista John McCain, lanzando llamados a estrangular a Rusia, hasta la guerrera psicópata sionista Hillary Clinton (quien en los meses previos ya había enviado veladas amenazas a Putin comparándole con Hitler) clamando por ir más allá de las “sanciones” contra Rusia, sin olvidarnos de los diversos mercenarios que Washington tiene repartidos por las capitales europeas. Pero como también era de prever ninguno ha puesto una sólida prueba sobre la mesa que fundamente sus inanes acusaciones, salvo aquella vieja proclama nazi serranosuñerista de “Rusia culpable” que debe vender de maravilla ante la masa de borreguitos acríticos que se sientan frente al televisor. Eso sí, todo este conglomerado de gángsters están con la boca bien cerrada ante la bestial escalada homicida de Israel en Palestina. Horrorizados (hipócritamente, porque saben que están detrás de la masacre) ante 300 cadáveres de los suyos en Ucrania e indiferentes (y solidarios con el sionismo) ante 400 civiles palestinos asesinados con aviones de combate, helicópteros y tanques.

Para comprender el significado de este nuevo y brutal atentado terrorista hay que situarse correctamente en el contexto de lo que significan los objetivos de control totalitario que han puesto en marcha los “globalistas” del nuevo orden mundial. El diseño de este caos global de falsas banderas se hizo, básicamente, después de terminada la guerra fría. Había que refundar una nueva estrategia geopolítica basada en activar el terrorismo fundamentalista islámico, promover la división de facciones combatientes en los países islámicos dudosos o confrontados con el imperio, intensificar las campañas de provocaciones terroristas contra Irán, Venezuela, China o la República Democrática Popular de Corea y abrir en canal el frente europeo ex socialista con alborotadores y delincuentes callejeros mediante un marketing a base de “roboluciones” de colores (Ucrania, Georgia…) para, en definitiva, acogotar a Rusia, incendiando (al mismo tiempo) las regiones aledañas a Moscú (Chechenia).

Las llamadas “primaveras árabes” han sido el último timo por entregas, vendido en estampitas izquierdistas, para los crédulos de corte “ninista”, tipo Santiago Alba Rico, el jeque-filósofo del califato “revolucionario” de Oriente Medio. Pero la engañifa del Mufti “tunecino” Rico se sustentaba en un argumentario que era, a lo sumo, para todos los tontos útiles troskistas. Las mal llamadas revoluciones árabes no se hicieron para establecer la “democracia” o liberar de las tiranías a los oprimidos, sino para redefinir el tablero geoestratégico de Estados Unidos e Israel. De hecho, ni una sola “robolución” se programó (¡lógicamente!) para los regímenes amigos de EEUU: la dictadura rebanapies y manos saudí o las monarquías “yihadistas” de Bahrein, Qatar y Emiratos Árabes, donde se silenciaron las ocasionales protestas (miméticas de las anteriores, pero espontáneas) con una brutal represión policial y mediática. Las “primaveras árabes” no fueron algo natural sino que fueron planificadas con anterioridad por los estrategas de la CIA, el Pentágono y el Mossad.

Se puede decir que el crimen de Ucrania ha actuado, de algún modo, de apantallamiento de otro gran crimen tolerado y auspiciado por eso que llaman Comunidad internacional, la masacre genocida israelí en Gaza. Sin duda dos actos coordinados entre las respectivas agencias de espionaje de EEUU-Europa-Israel para amortiguar el terror del Holocausto palestino. Estas cosas, ya se sabe, no se improvisan así como así. El desdén, justificación de las matanzas de civiles, el apoyo militar o cooperación económica con el monstruo sionista debería ser motivo suficiente para llevar a un tribunal penal internacional independiente a toda la pandilla de gobernantes europeos y americanos para ser juzgados y, posteriormente, ejecutados.

395199dfbfbb70bcce7d7992310af2d6

Lo primero que llama la atención de la provocada catástrofe aérea del vuelo MH17 de las líneas aéreas de Malasia, un Boeing 777, es que fue introducido  consciente y deliberadamente en la zona caliente de Donetsk, donde las milicias antifascistas de aquella región están combatiendo con determinación frente a los golpistas. El aparato malasio volaba fuera del corredor que normalmente habían utilizado anteriormente los aviones que realizaban el trayecto sobre el espacio aéreo de Ucrania, para evitar la zona de alto riesgo ya que habían sido derribados varios aviones militares del Ejército ucraniano. Es una evidencia incuestionable, irrebatible, que a ese avión le “obligaron” a cambiar de rumbo. La corrección de la altitud y la propia caída de ésta, de 35.000 a 33.000 pies, corroboran esta teoría. Por otra parte, el Boeing estuvo siendo guiado, como era lógico, exclusivamente por los controladores de Ucrania, en Kiev y en Dnepropetrovsk, por lo que cabe deducir que el piloto condujo el avión, en base a las supuestas instrucciones de los controladores, hacia el norte (salvo que se hubiera manipulado algún código de vuelo en el aeropuerto de Schiphol, Amsterdam) atravesando la ratonera de Donetsk donde le esperaba un misíl tierra-aire o un caza, con toda seguridad, en ambos casos, del ejército ucraniano o sus mercenarios. Las milicias antifascistas eran los actores ideales para ser empleados como cabezas de turco y así dar verosimilitud a la trama.

Otro hecho desvergonzado que se ha añadido a la prevista campaña de patrañas orquestadas contra Moscú y las autodefensas de Donetsk es el audio publicitado por los chocolateros genocidas de Kiev por el que, supuestamente, se demostraba la participación de los rebeldes en el atentado con el lanzamiento de un misíl. Grabaciones chapuceras que resultaron ser completamente falsas, sin duda inducidas de antemano por la CIA. Las conversaciones de milicianos “separatistas” en la que reconocían su participación en la masacre eran el resultado de retoques, de audios fragmentados y, por tanto, no relacionados entre sí. Pero lo más importante de todo fue que las grabaciones se realizaron…un día antes del ataque al Boeing del vuelo MH17. Se quería poner a la venta un monumental pucherazo y les había salido el tiro por el ojete. Aún con todo, Rusia y “sus” milicianos son culpables frente al mundo de haber lanzado el misíl porque lo dicen Obama, la OTAN y el Reino Unido, probados criminales de guerra. Los chiripitifláuticos de la OTAN siguen con su particular opereta. Hasta se inventan “pistolas de humo” y confabulaciones paranoides para consumo de los más rambos e imbéciles del planeta. Uno de los que aquí bate récords de fantoche en ejercicio es un tal J. I. Torreblanca en su blog Café Steiner de ELPAIS, un fabulador que toma la voz prestada del Financial Times, periódico ultraconservador y boletín habitual de Wall Street. Torreblanca dirige un think tank neoliberal de esos que tanto abundan para reír las gracias a George Soros, el FMI y Bilderberg.

OPERATIVO DE FALSA BANDERA DE LA OTAN A LAS PUERTAS DE UCRANIA. LOS MERCENARIOS DEL OLIGARCA ULTRADERECHISTA KOLOMOISKY. LA RED DE ESPIONAJE ISRAELÍ EN EL AEROPUERTO SCHIPHOL DE AMSTERDAM

Eric H. May (ex capitán de la inteligencia militar de EEUU), señalaba hace tiempo que: “la forma más fácil de llevar a cabo un ataque de falsa bandera es mediante el establecimiento de un ejercicio militar que simule el ataque que se desea llevar a cabo”. ¿Quién se acuerda del 11-s donde hubo ejercicios militares simulados (Vigilant Guardian, vigilant warrior, National Reconnaissance Office Drill)? ¿Y del 11-m? (Ejercicio miitar CMX04 de la OTAN) ¿Y del 7-j? La OTAN, en medio del atentado terrorista de Ucrania, realizó un ejercicio militar de diez días de duración (código BREEZE 2014) en el Mar Negro, a tiro de piedra de Rusia y Ucrania. El ejercicio incluía operativos de guerra electrónica y la utilización de aviones de inteligencia como el Boeing EA-18G Growler y el conocido comúnmente como AWACS (Airbone Warning and Control System), avión de espionaje ultrasofisticado. La OTAN, sin duda alguna, tenía que tener un control absoluto, a través de sus radares y dispositivos de vigilancia electrónica, sobre las regiones de Donetsk y Lugansk.

1280px-USS_Vincennes_(CG-49)_Aegis_large_screen_displays

Se sabe que el ejército de USA puso claramente de manifiesto que el ejercicio de diez días implicaba la “supervisión del tráfico comercial de aviones”, por lo que el uso de una refinada red de inteligencia y de elementos de guerra electrónica hacen muy plausible que el vuelo MH17 estuviera bajo supervisión del mando atlántico. A este respecto, la operación BREEZE incluyó el sistema de radares AEGIS, los cuales tienen la facultad para rastrear y guiar misiles en un gran área que podría abarcar perfectamente toda la región del Este de Ucrania y también todas las aeronaves situadas en dicha área. Desde el Mar Negro la OTAN tuvo que rastrear necesariamente el avión objeto del atentado y también la salida del misíl contra el avión.

El vuelo MH-17 fue derribado, como es sabido, en la zona de conflicto donde las fuerzas de choque rebeldes luchan contra el ejército ucraniano de la Junta Golpista. Pero no sólo hay un ejército regular a las órdenes de Kiev sino también un complejo núcleo de mercenarios privados que están a sueldo de un multimillonario oligarca judío-ucraniano, Ihor Kolomoisky, mecenas del partido ultraderechista ucraniano Sector Derecho. Kolomoisky es el digno sucesor del colaboracionista nazi-ucraniano Stephan Bandera por su talante criminal y sus ínfulas etnicista-sionistas. La masacre cometida semanas atrás en la casa de los sindicatos de Odessa llevaría su firma.

El oligarca judío tendría en nómina a un grupo de asesinos bien pertrechados, tanto con armamento obtenido del propio ejército ucraniano como procedente del mercado negro. Todos los indicios apuntan a que los mercenarios de Kolomoisky dispondrían del sistema de misiles tierra-aire BUK, el que dicen utilizó la resistencia del Este para derribar el avión Boeing 777, demostrada y notoria falsedad que…mira por donde quien podría tener a su cargo el juguetito que acabó, supuestamente, con la vida de trescientas personas. Los combatientes irregulares incluirían mercenarios ucranianos pero también extranjeros (georgianos, rumanos e incluso neonazis procedentes de Suecia y Alemania). Estarían repartidos en cuatro batallones (Azov, Aidar, Donbass y Dniepr). El Dniepr habría sido el responsable del bombardeo del edificio sindical de Odessa y la quema de personas que se habían refugiado en la comisaría de Mariupol. 

Según Wayne Madsen informes indicarían que algunos de los georgianos que sirven en el ejército de mercenarios de Kolomoisky habrían sido entrenados en el uso de sistemas de misiles BUK,  previamente vendidos por Ucrania a Georgia bajo la presidencia de Mikhail Saakashvili. Kolomoisky habría utilizado «servicios de consultoría» del ex presidente Saakashvili en Dnipropetrovsk en la campaña militar y política contra las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk.

Kolomoisky como buen judío sionista cuenta con el respaldo del influyente lobby de Israel en los Estados Unidos para apoyar su causa que no es otra que la de judaizar Ucrania. Kolomoisky ha hablado públicamente, en este sentido, de Ucrania, como la «segunda patria» del pueblo judío. Kolomoisky, según Madsen, “tendría acceso indirecto a los más altos niveles de poder dentro del Departamento de Defensa, la OTAN y la Comunidad de Inteligencia de EE.UU”.

A la hora de buscar ramificaciones sionistas en las masacres indiscriminadas de los últimos años, el Mossad siempre ha estado en vanguardia de las falsas banderas terroristas. Del aeropuerto Schiphol de Amsterdam (Holanda), origen del vuelo MH17, se tiene conocimiento de que es un hervidero de espionaje de la inteligencia israelí cuyo control lo lleva a cabo, básicamente, a través de la seguridad instalada en el aeropuerto. La compañía israelí ICTS, con sede en Holanda, encargada de ello, fue fundada por ex oficiales de la agencia de inteligencia judía Shin Bet. Dicha compañía, a través de su filial Huntleigh, estuvo en las tareas de control y vigilancia del aeropuerto Logan de Boston el 11-s.

¿Qué interés estratégico podría tener para Israel el activar una operación terrorista de falsa bandera, como es el atentado contra el vuelo MH17, en unión de otros probados criminales de Estado, como la CIA o la OTAN? La salvaje invasión de Gaza por el Ejército judío podría servir como un pretexto para estos propósitos, pero se me antoja como una motivación insuficiente, aunque sí la menciona Yoichi Shimatsu, quien apunta algunas pistas que podrían implicar a los espías sionistas, de algún modo, en el derribo del avión malasio. Quizás el Mossad sea, en este caso, un actor no tan importante como pretende Shimatsu. Aunque las decisiones colegiadas a la hora de planificar una falsa bandera se tomarían en consideración para los distintos intereses de los ejecutantes: 

 
En primer lugar, dice Shimatsu, el accidente del MH17 desviaría la atención de los medios internacionales sobre la invasión israelí de Gaza, que ha supuesto una grave ruptura de los acuerdos de paz existentes y un ataque masivo contra los derechos humanos.

- En segundo lugar, Israel, a pesar de contar con intereses económicos sionistas en Rusia, como BP, tiene un interés histórico en el puerto de Odessa dominado por la comunidad judía de aquella región ucraniana, quien tiene una gran participación en el sector financiero, la industria electrónica militar, la producción de misiles y las fábricas de armas. PBN y GQR, son dos organizaciones controladas por los neoconservadores judíos estadounidenses y son la fuerza más influyente en la política de Ucrania.

- En tercer lugar, la destrucción del vuelo MH17 serviría como una advertencia a los gobiernos de Malasia y Australia para que suspendieran una investigación orientada a la posibilidad de que el otro vuelo, el desaparecido MH370, pudiera haber sido objeto de un secuestro por la inteligencia israelí.

Sean o no consistentes estas tres argumentaciones (al menos, las dos últimas) de Shimatsu, lo cierto es que el Mossad no ha reparado nunca en ejecutar matanzas para conseguir sus más sórdidos fines y no, necesariamente, con motivo de que el Estado hebreo hubiera sido atacado previamente ya que, en la práctica, nunca lo ha sido.